Integridad y corrupción

La integridad pública es  la adhesión a valores, principios y normas éticos comunes destinados a proteger,  mantener y priorizar el interés público sobre los intereses privados en el sector público. Constituye uno de los pilares fundamentales de las estructuras políticas, económicas y sociales, configurándose como un elemento  esencial para el bienestar económico y social y para la prevención de la corrupción.

La corrupción implica una mala utilización de  los recursos públicos, aumenta la desigualdad económica y social, aleja a la ciudadanía de las  políticas públicas y disminuye la confianza en las instituciones.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar